Viaje en familia: el tren del fin del mundo y otras aventuras

Hoy te traigo tres sugerencias para tu viaje en familia: El Tren del fin del Mundo, en la Patagonia argentina, los leones marinos de La Paz, en México y un día completo con Delfines en Rivera Maya.

Cualquiera de estas tres experiencias os va a gustar, y mucho a ti y a tu familia. Las tres harán que tus hijos disfruten de la naturales y los animales como no pueden hacer en su ciudad de origen. Si haces alguno de estos viajes, seguro que no lo olvidaran.

Opción 1: Viaje en tren de época

Este si que es un viaje en familia para disfrutarlo todos juntos. El Tren del Fin del Mundo es un ferrocarril de época que atraviesa el Parque Nacional Tierra del Fuego. Recorre los magníficos paisajes a ambos lados del río Pipo y nos permite apreciar la historia y la naturaleza de la región .

A tus hijos les va a encantar. Al ferrocarril lo mueve una de sus tres locomotoras: Camila, Porta y Zubieta. La estación de salida se llama precisamente así: Estación del Tren del Fin del Mundo. Durante el recorrido se hacen distintas paradas como por ejemplo la de Cascada La Macarena, en la Cadena Montañosa Del Martial, donde se detiene para apreciar las vistas panorámicas.

Viaje en familia: el tren del fin del mundo
El Tren del Fin del Mundo atravesando Tierra del Fuego. Foto: Deensel/Flickr

Podremos también visitar la reconstrucción de un típico asentamiento yamaná, uno de los pueblos originarios de estas tierras. En todo momento de tu viaje disfrutarás de un magnífico paisaje, hasta llegar a la Estación del Parque Nacional, donde acaba el trayecto. Desde aquí se puede optar por volver al punto de partida o visitar el Parque.

El Tren del Fin del Mundo tiene 2-3 servicios de ida y vuelta diarios durante todo el año y su precio va desde los 1200 pesos argentinos, (aproximadamente 26 euros) más un extra de 420 pesos (aproximadamente 9 euros) por entrar al parque nacional. La estación del Tren del Fin del Mundo está a 8 kilómetros al oeste de Ushuaia. Ideal para viajes en familia.

Opción 2: Nadando con leones marinos

Nos vamos ahora justo al otro lado del continente, a Mexico, para hablaros de otro viaje en familia que os gustará.

Jacques Cousteau llamó a las aguas alrededor de La Paz (Mexico) el “Acuario del Mundo”. Son el hogar del 39% de los mamíferos marinos del planeta y más de 800 especies de peces. En 1995 Isla Espíritu Santo fue declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Al llegar a Los Islotes, el mayor archipiélago de Espíritu Santo, pueden verse una gran cantidad de rayas, tortugas, delfines e incluso ballenas. Aquí, a tan sólo una hora de La Paz, hay una próspera colonia de leones marinos de California con los que puedes hacer snorkel y submarinismo.

Viaje en familia: nadar con leones marinos
Leones marinos en Espíritu Santo ( Mexico)

Tus hijos disfrutarán de lo lindo con los divertidos leones más jóvenes y todos veréis qué espectáculo es verlos nadar junto a cientos de peces de colores.

Aunque el número de visitantes está restringido para proteger el hábitat, merece la pena organizar este viaje en familia, ya que además puede incluir excursiones a las zonas de roca volcánica o simplemente descansar en playas remotas nada masificadas,

Opción 3: Entrenador de delfines por un día

Por último os traemos un viaje en familia en un espacio mucho menos natural que las anteriores pero que merece la pena igualmente.

Seguro que has estado una o más veces en un delfinario y a lo mejor hasta te has hecho fotos de cerca con los delfines al terminar el espectáculo. Puede que incluso hayas nadado con ellos durante unos instantes, si habéis pagado el extra y el delfinario ofrecía esta experiencia.

Pero ¿te imaginas ser entrenador de delfines por un día? Estar desde la mañana a la tarde en el delfinario, ayudar con su alimentación, ver cómo veterinario les da su medicina, nadar con cada uno de ellos varias veces y hasta entrenarles en sus ejercicios diarios.

Viaje en familia: entrenador de delfines por un día
Entrenadora por un día en Yucatán (Mexico)

Esta es la experiencia que puedes contratar en el delfinario que el hotel Bahía Príncipe de Tulum tiene dentro de sus instalaciones. Te aseguro que tus hijos y qué digo, ¡tu mismo! no olvidarás esta experiencia. Yo la he vivido y desde entonces tenemos un recuerdo que nos acompañará siempre.

Foto principal: Daniel García Peris/Flickr

¿Te interesa este destino?

Te ofrezco una sesión de asesoría sin coste para ayudarte a planificar tu viaje.

  • Busca el día y hora disponible que mejor te convenga
  • Reserva online directamente
  • Responde a nuestro cuestionario de viaje

Descubre lo que un asesor de viajes personal puede hacer por ti
Irene Avila

Publicado por Irene Avila

Fundadora de Kiwaka Travel, viajera, madre y bloguera. Viajar es y será siempre mi pasión y la de mi familia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *