Foto del día: Fuerte Amber, Jaipur, India.

Impresionante fachada del fuerte-palacio que visitamos durante nuestro viaje a la India. Situado en Jaipur, en el estado de Rajastán, que significa «tierra de reyes» ofrece unas magníficas vistas y una experiencia única pues subimos hasta lo alto del fuerte en elefante (con el miedo que me daba).

Desde la ventanas de bellos enrejados las mujeres del rajá esperaban su vuelta, viendo a su señor pero sin ser vistas por el pueblo.

Excursiones en tierra: ¿con el crucero o independientes?

Las excursiones en tierra suelen ser más caras si las contratas directamente a la línea de crucero que si las contratas a un operador de turismo independiente. Sin embargo antes de tomar una decisión conviene que tengas en cuenta algunas cosas.

La mayor ventaja de contratar las excursiones con la naviera es que te aseguras que el barco no saldrá de puerto hasta que regresen todos los pasajeros.

Por otro lado las excursiones en grupo limitan mucho la libertad de movimientos, asumiendo que lo que vas a contratar por tu cuenta no es una excursión de grupo pero más barata.

Veamos que es más recomendable en cada caso.

Cuándo contratar tu excursión con el crucero

Bajo estas circunstancias conviene contratar con el crucero.

1. Si es tu primer crucero

Debes saber que visitar una ciudad como escala de un día es muy diferente a pasar una semana en un resort o en un hotel.

Ten en cuenta que tienes un tiempo limitado que es real. El barco no puede esperarte si te pierdes o te retrasas media hora.

Además a menudo las terminales de barco están ubicadas lejos de la zona turística. Puede ser confuso averiguar cómo llegar al centro, si nunca antes has estado en un puerto.

Photo by Artak Petrosyan

2. Si estás en un puerto exótico

Si el puerto es pequeño o poco convencional, es mejor reservar excursiones con el crucero en los puertos más

En itinerarios como África, Asia, Medio Oriente o América del Sur, donde la infraestructura turística es limitada, podrías tener problemas con el transporte.

Y tampoco es que vayas a encontrar muchas alternativas de calidad

Photo by Emiliano Bar

3. Si el puerto queda lejos de la ciudad

No esperes que en todos los destinos el puerto se encuentre próximo a la ciudad.

Especialmente en Europa, hay muchos cruceros que llegan a puertos a una hora o más de distancia de la ciudad principal.

El caso que yo mejor conozco es Roma, por ejemplo.

Si es así, tanto la naviera como los operadores turísticos, suelen ofrecer dos tipos de excursiones en tierra:

  • Excursiones para los más independientes que quieren descubrir la ciudad a su ritmo.
  • Excursiones con visita guiada y en grupo que deja y recoge a los cruceristas en un punto céntrico de la ciudad.

Para el primer tipo piensa que hay más posibilidades de llegar tarde, debido a la distancia.

Photo by Olivier Guillard

4. Si quieres experimentar el entorno natural

Si viajas a destinos como Sur Africa por ejemplo, los cruceros te ofrecen pasar el día completo avistando animales salvajes.

En estos casos las distancias pueden ser incluso mayores que si visitas una ciudad. Puede, además, que se requieran permisos especiales de acceso o que las paradas para la comida sean en sitios con poca oferta de restauración.

Este tipo de «viajes dentro de tu viaje» parecen adecuados para una contratación con el propio crucero.

Photo by Casey Allen

5. Si la excursión supone riesgos

También hay cruceros que ofrecen cosas como traslados en helicóptero para una vista aérea del destino o elevación en paracaídas desde un bote.

En estos casos, la seguridad extra que te da contratar con el propio crucero merece la pena. No solamente te aseguras la vuelta, también cuentas con la cobertura de un seguro y medidas de seguridad garantizadas.

Photo by AJ Garcia

Cuándo contratar tu excursión con un turoperador

Hay otras ocasiones en las que contratar tu excursión en tierra con un turoperador independiente es una opción mejor.

1. El puerto está próximo a la ciudad

Algunas ciudades tienen terminales de crucero tan próximas a la ciudad que es fácil moverse en taxi o caminando.

Otra alternativa para visitar ciudades que están muy próximas son los autobuses hop on hop off, tan habituales en grandes capitales.

Entre estas ciudades en encuentran: Auckland, Buenos Aires, Copenhague, Dubrovnik, Helsinki, Montreal, Quebec, Seattle, Estocolmo, Sydney, Tampa, Vancouver, Venecia, San Francisco o Barcelona.

Photo by Vidar Nordli-Mathisen

2. La excursión consiste en un día de playa

En cruceros por el Caribe es habitual que las paradas se aprovechen para disfrutar de las playas próximas al puerto.

Para un día de playa casi siempre es más conveniente utilizar un servicio de taxi o conductor privado.

Con tantos turistas como mueve un crucero, no será difícil encontrar opciones de transporte hasta estas playas.

Solo hay que tener cuidado si la playa está más retirada de lo normal. Quizá sea más bonita y menos masificada, pero podemos tener problemas para volver al barco a tiempo.

Photo by frank mckenna

3. Quieres un guía privado

Esto es fácil de conseguir en los destinos muy culturales y con casco histórico como Venecia, Roma o San Petersburgo por ejemplo.

Ten cuidado al seleccionar el guía que contratas. Si tu agente de viajes personal ha hecho ese mismo crucero antes que tu, pídele consejo sobre su propia experiencia.

También debes visitar foros y páginas de opiniones para ver qué tal les ha ido a otros viajeros antes que a ti.

Photo by Janis Oppliger

4. Quieres aprovechar para hacer compras

Muchas de las excursiones en tierra organizadas por los cruceros limitan el tiempo para tus compras.

No esperes contar con más de 15 o 30 minutos para comprar. Será suficiente para conseguir algún souvenir pero se quedará corto si quieres hacer otro tipo de compras.

Recuerda investigar antes de tu viaje qué tiendas te interesa visitar y dónde están situadas. No puedes perder un tiempo precioso que necesitarás para organizar tu vuelta al barco.

En resumen: es recomendable contratar la excursión en tierra con el crucero cuándo:

  1. Es tu primer crucero
  2. Estás en un puerto exótico
  3. El puerto queda muy alejado
  4. La excursión es a parajes naturales
  5. La excursión consiste en actividades de riesgo

A veces es más práctico contratar la excursión en tierra con un operador turístico cuándo:

  1. El puerto está próximo
  2. La excursión es a la playa
  3. Haces tu excursión con un guía privado
  4. Quieres aprovechar para hacer compras

¿Te interesa este destino?

Te ofrezco una asesoría sin coste para ayudarte a planificar tu viaje.

Mándame los detalles de tu viaje por WhatsApp sin compromiso alguno o pídenos sugerencias de destino.

Descubre lo que un asesor de viajes personal puede hacer por ti

Como tu asesor de viajes personal transforma un viaje en experiencia

Hay una enorme diferencia entre vender un viaje y asesorar sobre un viaje. Hoy te cuento cómo ayudo a mis clientes a encontrar las vacaciones más adecuadas, actuando como asesor de viajes personal.

La experiencia me dice que:

  • Si sabes cómo organizar un viaje pero no tienes tiempo para organizarlo como quisieras, necesitas un asesor de viajes personal.
  • Si organizar no es lo tuyo pero tienes claro tu destino soñado y quieres disfrutarlo a tope, necesitas un asesor de viajes personal.
  • Si lo tuyo es organizar y tienes claro tu destino, pero quieres aprovechar al máximo tu dinero y viajar en el mejor momento, necesitas un asesor de viajes personal.

Qué diferencia a un asesor de viajes personal

Un asesor de viajes es un profesional que ayuda a sus clientes a encontrar el destino, o las condiciones para viajar a él, que mejor se ajustan a su personalidad.

Mesa con ordenador y notas del asesor
Photo by 85Fifteen

Todos somos diferentes y tenemos un estilo propio que influye en la forma en que viajamos.

El asesor personal de viajes sabe tanto de los destinos que vende, como de las necesidades de los clientes para los que trabaja.

Entre otras, estas son algunas de las características de un buen asesor de viajes personal:

  • Cuenta con años de experiencia en el sector.
  • Se adapta a tus horarios y se desplaza si es necesario para asesorarte.
  • Trabaja sobre un pedido inicial, pero valora si es el más conveniente para ti.
  • No se limita a venderte el hotel, el vuelo y los desplazamientos. Quiere que tengas todo previsto antes de tu partida para que disfrutes desde el minuto uno.
  • Es alguien de tu total confianza, en particular si planeas un viaje sorpresa o regalo muy especial

Un ejemplo de asesoramiento personalizado

María es uno de mis clientes más recientes. Acudió a mi porque quería organizar el viaje que hace todos los años con su familia. Tenía claro el destino: Roma.

María se pone en contacto conmigo a través de una clienta, que le recomienda me cuente sus planes de viaje y se deje asesorar.

«Las primeras conversaciones las tenemos por Whatsapp, lo que es bastante habitual antes, durante y después de mis proyectos. Es fácil y cómodo para el cliente y fácil y cómodo para mi».

Quieren ir a Roma porque ya han estado allí con los niños y les encanta. A ella y a su marido les hace ilusión un viaje todos juntos, pero la verdad es que ya han estado en Roma cuatro veces.

Reunion con asesor de viajes personal
Photo by Alejandro Escamilla

Después de conocer a María un poco más y de saber lo que le gusta a ella y a su familia concertamos una cita y le sugiero ir a un sitio diferente.

Munich es una zona de Alemania que les puede gustar mucho. Está muy cerca de Austria, lo que les permitiría visitar ambos países y a sus hijos también les hace ilusión.

También hablamos de Alsacia, es decir de Francia frontera con Alemania. A María le parece incluso mejor, pero le aconsejo dejarlo para épocas más cálidas.

«En primavera-verano aquí puedes alquilar un coche y moverte por los pintorescos pueblos de la zona».

«Pero en invierno no sabes si las carreteras estarán en condiciones y además te va a apetecer quedarte en un sitio fijo, viendo mercadillos navideños».

«Si finalmente vas a Alsacia en invierno, mejor te quedas en Estrasburgo, pero Munich es mucho mejor para ti y el castillo de Neuschwanstein os va a encantar.»

María decide seguir mis consejos para su viaje de este año y se guarda para las navidades la idea de Estrasburgo. Está encantada con los planes que ahora tiene para ella y su familia.

Dentro o fuera de la oficina: pide una cita online

Como esta podría contar otras muchas historias

En todas ellas el final es muy parecido: «Gracias Irene, todo ha salido perfecto. Tal y como planeamos el viaje ha sido una experiencia magnifica»

Para conseguir estos resultados hay que tener en cuenta que:

  • Mantener este diálogo requiere conocimiento mutuo y confianza.
  • A veces el mejor lugar para hablar de viajes no es la agencia.
  • Puedes asesorar ser remoto o presencial pero siempre es bueno organizarlo con tiempo.
Encuentro en un café
Photo by Christin Hume

Lo cierto es que como asesora de viajes personal no tengo una agencia convencional a pie de calle. Tengo una oficina en el centro de negocios Villafranca del Castillo donde, previa cita, recibo a mis clientes cuando es necesario.

Sin embargo muchas veces sin embargo soy yo quien se desplaza y visito a mis clientes

«Mira que hemos viajado a lo largo de los años y nunca antes nos habían asesorado así» Termina diciendo Maria.

Lo que más valoran de mi estas personas es precisamente eso: la flexibilidad, el compromiso, la disponibilidad.

En muchas ocasiones surge incluso una relación de amistad. Entonces ya no hablamos de clientes. Hablamos de viajeros, y juntos planeamos lo que más nos gusta hacer en la vida: viajar.

Cómo conseguir un asesoramiento personalizado

Es muy sencillo. Solo tienes que dejarme un mensaje por WhatsApp haciendo click en el siguiente enlace:

¿Qué pasa a partir de que inicias una conversación?

  • Intercambiaremos una serie de mensajes para entender mejor el plan que tienes en mente o que puedo sugerirte.
  • Si llega el caso y si te mueves por zona Villanueva de la Cañada podemos acordar vernos en un segundo encuentro.
  • Si vives en otra zona, podemos organizar tanto llamada como video conferencia.
  • Incluso si vives en Madrid capital podemos acordar una segunda reunión, si es que avanzamos en la asesoría.

¿Tiene algún coste asociado?

  • No, el asesoramiento es algo que ofrezco a mis clientes actuales y potenciales sin coste alguno.
  • Tan sólo pido que me adelantes algunos detalles de tu viaje para comprobar que en efecto puedo darte una asesoría adecuada.
  • En el caso de no poder ofrecerte lo que buscas, te informaré por adelantado. Valoro tu tiempo tanto como el mío.

Anímate: estoy deseando poder asesorarte sobre tu próximo viaje

Viaje en familia: el tren del fin del mundo y otras aventuras

Hoy te traigo tres sugerencias para tu viaje en familia: El Tren del fin del Mundo, en la Patagonia argentina, los leones marinos de La Paz, en México y un día completo con Delfines en Rivera Maya.

Cualquiera de estas tres experiencias os va a gustar, y mucho a ti y a tu familia. Las tres harán que tus hijos disfruten de la naturales y los animales como no pueden hacer en su ciudad de origen. Si haces alguno de estos viajes, seguro que no lo olvidaran.

Opción 1: Viaje en tren de época

Este si que es un viaje en familia para disfrutarlo todos juntos. El Tren del Fin del Mundo es un ferrocarril de época que atraviesa el Parque Nacional Tierra del Fuego. Recorre los magníficos paisajes a ambos lados del río Pipo y nos permite apreciar la historia y la naturaleza de la región .

A tus hijos les va a encantar. Al ferrocarril lo mueve una de sus tres locomotoras: Camila, Porta y Zubieta. La estación de salida se llama precisamente así: Estación del Tren del Fin del Mundo. Durante el recorrido se hacen distintas paradas como por ejemplo la de Cascada La Macarena, en la Cadena Montañosa Del Martial, donde se detiene para apreciar las vistas panorámicas.

Viaje en familia: el tren del fin del mundo
El Tren del Fin del Mundo atravesando Tierra del Fuego. Foto: Deensel/Flickr

Podremos también visitar la reconstrucción de un típico asentamiento yamaná, uno de los pueblos originarios de estas tierras. En todo momento de tu viaje disfrutarás de un magnífico paisaje, hasta llegar a la Estación del Parque Nacional, donde acaba el trayecto. Desde aquí se puede optar por volver al punto de partida o visitar el Parque.

El Tren del Fin del Mundo tiene 2-3 servicios de ida y vuelta diarios durante todo el año y su precio va desde los 1200 pesos argentinos, (aproximadamente 26 euros) más un extra de 420 pesos (aproximadamente 9 euros) por entrar al parque nacional. La estación del Tren del Fin del Mundo está a 8 kilómetros al oeste de Ushuaia. Ideal para viajes en familia.

Opción 2: Nadando con leones marinos

Nos vamos ahora justo al otro lado del continente, a Mexico, para hablaros de otro viaje en familia que os gustará.

Jacques Cousteau llamó a las aguas alrededor de La Paz (Mexico) el «Acuario del Mundo». Son el hogar del 39% de los mamíferos marinos del planeta y más de 800 especies de peces. En 1995 Isla Espíritu Santo fue declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Al llegar a Los Islotes, el mayor archipiélago de Espíritu Santo, pueden verse una gran cantidad de rayas, tortugas, delfines e incluso ballenas. Aquí, a tan sólo una hora de La Paz, hay una próspera colonia de leones marinos de California con los que puedes hacer snorkel y submarinismo.

Viaje en familia: nadar con leones marinos
Leones marinos en Espíritu Santo ( Mexico)

Tus hijos disfrutarán de lo lindo con los divertidos leones más jóvenes y todos veréis qué espectáculo es verlos nadar junto a cientos de peces de colores.

Aunque el número de visitantes está restringido para proteger el hábitat, merece la pena organizar este viaje en familia, ya que además puede incluir excursiones a las zonas de roca volcánica o simplemente descansar en playas remotas nada masificadas,

Opción 3: Entrenador de delfines por un día

Por último os traemos un viaje en familia en un espacio mucho menos natural que las anteriores pero que merece la pena igualmente.

Seguro que has estado una o más veces en un delfinario y a lo mejor hasta te has hecho fotos de cerca con los delfines al terminar el espectáculo. Puede que incluso hayas nadado con ellos durante unos instantes, si habéis pagado el extra y el delfinario ofrecía esta experiencia.

Pero ¿te imaginas ser entrenador de delfines por un día? Estar desde la mañana a la tarde en el delfinario, ayudar con su alimentación, ver cómo veterinario les da su medicina, nadar con cada uno de ellos varias veces y hasta entrenarles en sus ejercicios diarios.

Viaje en familia: entrenador de delfines por un día
Entrenadora por un día en Yucatán (Mexico)

Esta es la experiencia que puedes contratar en el delfinario que el hotel Bahía Príncipe de Tulum tiene dentro de sus instalaciones. Te aseguro que tus hijos y qué digo, ¡tu mismo! no olvidarás esta experiencia. Yo la he vivido y desde entonces tenemos un recuerdo que nos acompañará siempre.

Foto principal: Daniel García Peris/Flickr

¿Te interesa este destino?

Te ofrezco una asesoría sin coste para ayudarte a planificar tu viaje.

Mándame los detalles de tu viaje por WhatsApp sin compromiso alguno o pídenos sugerencias de destino.

Descubre lo que un asesor de viajes personal puede hacer por ti

Mis viajes: Navidad en Viena

En Navidad Viena se pone elegante, aún más elegante. Y recibe al viajero con estilo, proximidad y un gusto que la hace única en unas fechas tan especiales del año. Llegamos a Viena para iniciar nuestro crucero por el Danubio y disfrutar de dos días en la ciudad a la que volveremos a nuestro regreso. Es 21 de Diciembre y la familia al completo sale a la búsqueda de mercadillos, cafés y glühwein.

La llegada a Viena

11:00 AM – AEROPUERTO : Viena es conocida por su gran sistema de transporte público. Para llegar al mismo centro de la ciudad decidimos usar el CAT (City Airport Train) que tiene salidas cada 30 minutos y hace el recorrido sin paradas en apenas 16.

Encontramos los andenes enseguida. Todo muy bien señalizado. El tren de dos pisos, moderno, cómodo y práctico. Tenemos espacio de sobra para las maletas, enchufes para cargar el móvil, revistas y contenido multimedia mediante una app.

Vien Mitte

11:16 AM – VIEN MITTE :  16 minutos exactos después llegamos Vien Mitte un gran concentrador de transporte que permite llegar fácilmente a cualquier parte. Aquí nos encontramos con un problema: la consigna para maletas tiene muy pocos puestos y están todos ocupados. Tenemos que cargar con las maletas hasta el centro pero no llegaremos al barco hasta las cinco de la tarde. Nuestra recomendación: no cuentes con la consigna en tus viajes. Casi seguro te ocurrirá lo mismo que a nosotros.

Opera de Viena, Catedral y Ringstraße

11:30 AM – KARLSPLATZ : Podemos usar tanto metro, como tranvía, tren o autobús para llegar a la zona histórica. Decidimos tomar la línea U1 de metro hasta Karlsplatz (apenas un par de estaciones) y a pocas manzanas ya vemos el impresionante edificio de la Viena Operahouse.

En esta zona de la ciudad se encuentra la Ringstraße, o el Ring de Viena como también se le conoce. Es una gran avenida que rodea la zona centro de Viena y en donde se encuentran algunos de los edificios más emblemáticos, incluidos la Opera, el parlamento y algunos importantes museos y parques.

Viena nos recibe con un día muy muy frío así que nuestra primera parada es uno de los cafés habituales en la zona. Entramos en calor y continuamos callejeando por la zona comercial, donde las tiendas están decoradas con un gusto exquisito. Al fondo divisamos también el característico techo de la catedral pero preferimos dejarlo para más adelante.

En la oficina de turismo, situada muy cerca de la opera, nos documentamos sobre lo más destacado de la ciudad y mapa en mano decidimos llegar hasta el barco y adelantar un poco nuestra entrada. Las maletas y el frío nos están matando. Necesitamos recargar energías para visitar la ciudad con más calma durante la tarde.

5:00 PM NUSSDORF : Repuestas las fuerzas y ya liberados de maletas empezamos de verdad nuestra visita a Viena. El barco está atracado en Nussdorf, un poco retirado del centro que hemos visitado durante la mañana, pero tenemos cerca la linea D de tranvía que nos lleva directamente.

En Viena hay más de 30 líneas de tranvía y es un transporte rápido y cómodo. Tenemos la suerte de tomar uno de los modelos algo más antiguos que todavía circulan por la ciudad y que resulta que desprende un calorcito la mar de agradable desde el sistema de calefacción que está justo debajo de nuestro asiento.

5:30 PM – AYUNTAMIENTO : Durante el trayecto se nos hace de noche, justo a tiempo de llegar a nuestro primer mercadillo. Nada menos que el mercadillo de la plaza del ayuntamiento, donde brillan las mil y una luces de los arboles, puestos de comida y de artesanía.

Un gran cartel nos da la bien venida con un mensaje en aleman que nos dice «feliz navidad» o » Frohe Weihnachten». El mismo edificio del ayuntamiento completamente iluminado , con su estilo neo-gótico, destaca de forma espectacular sobre los puestos, las decoraciones del parque que rodea la plaza y la pista de patinaje sobre hielo.

Nos sorprende que en lugar del habitual rectángulo, aquí la pista es un circuito por el que pasan a toda velocidad niños y mayores al rededor de fuentes y arboles que han quedado en el centro del hielo artificial.

Sin duda este es el mercadillo más destacado de todo Viena y no puedes dejar de visitarlo si vienes en esta época del año. La noche atrae un frío aún peor que el de la mañana así que llega la hora de nuestro primer glühwein. Poco después volvemos de camino al barco, usando el mismo tranvía que, si al llegar nos dejó a la misma puerta del mercadillo ahora nos recoge justo al otro lado de la calle.

Mañana será otro día y volveremos porque hemos visto más de un regalo que comprar en los puestos de artesanía. Esto no ha hecho más que empezar.

Segundo día en Viena

10:00 AM MUSEOS, PARLAMENTO Y BARIO DE LA UNIVERSIDAD: Mismo trayecto de vuelta esta mañana, hoy toca seguir avenida arriba después de llegar al ayuntamiento. Estamos en la zona de la universidad y a pocos metros el impresionante parlamento. Imitación de un templo griego, por desgracia está en obras y apenas podemos ver algún resquicio de lo que es sin los andamios y casetas. Ya tenemos una excusa para volver.

Poco después llegamos a los museos más importantes de la ciudad: el de historia del arte (Kunsthistorisches Museum) y el de historia natural (Naturistoriches Museum) en pleno barrio de los museos, que es como se conoce a esta zona. Impresionantes edificios que acogen magníficas colecciones, en particular las de arte impulsadas por los Habsburgo desde 1891.

Otro día hubiéramos pensado en disfrutar de sus colecciones. Hoy nos encontramos con otro mercadillo navideño situado a los pies del monumento a María Cristina.

11:30 AM – PALACIO IMPERIAL: Caminando, caminando llegamos hasta el palacio Hofburg, residencia en su época de los emperadores y que es enorme. Llegando desde esta parte de la ciudad paseamos por impresionantes explanadas desde las que advertimos aún mas grandes jardines y parques en sus aledaños.

Aquí encontramos una importante exposición, la del museo Sisí para la que ya se empieza a formar una importante cola de turistas. Tanto esta como otras visitas disponibles en el complejo del palacio son más que recomendables. Mientras pensamos si entrar y dedicar un par de horas a la exposición caemos en la cuenta de que estos mismos dignatarios que crearon tan impresionante complejo, son originalmente la misma familia de la que descendía nuestro Carlos I de España y V de Alemania que inauguró la dinastía de los Austrias en el siglo XVI.

12:00 PM – MICHAELPALTZ Y ZONA CENTRO: Al otro lado del palacio llegamos hasta Michaelplatz donde encontramos nuestro tercer mercadillo. Muy modesto esta vez, pero con el encanto de ver llegar y salir los coches de caballos que pasean a los turistas por esta zona céntrica y señorial de Viena.

Un poco más abajo llegamos de nuevo a las calles comerciales y a la catedral pero decidimos subir hacia el café central (donde se forma una cola importante en plena calle) para pasear por callejas repletas de edificios oficiales o con escudos de órdenes de caballería en las fachadas.

Mires donde mires todo te parece precioso y en cualquier rincón aparecen árboles de navidad y luces nada estridentes que engalanan la ciudad con señorío y buen gusto.

Antes de todo eso , claro está, aprovechamos para de nuevo probar, ¿adivinan qué?

Terminamos la mañana acerándonos a la catedral donde de nuevo encontramos puestos de navidad. El espectacular tejado de motivos geométricos se ve aún más bonito junto a las lámparas navideñas que adornan la zona comercial que lo rodea.

Todas las tiendas están decoradas, a cada cual com más gusto. En la calles se nota lo cerca que queda ya la nochebuena. Por supuesto paramos a comprar chocolates , esos tan tradicionales con la imagen de Mozart en el envoltorio.

Nos queda eso si un par de deseos más antes de volver a casa. El primero es montar en el tranvía turístico que nos pasea por la Ringstraße, el Vienna Ring Tram. En el no solo disfrutamos de la magníficas vistas de la ciudad, también aprendemos sobre la historia de la ciudad. El otro deseo es probar el típico filete vienés lo que hacemos en un pequeño mercadito- restaurante entre las calles Schottengasse y Mölker Basei. No se trata de un restaurante propiamente dicho, pero por menos de 10 euros puedes probar un plato de Wiener Schnitzel acompañado de bebida y patatas. Riquísimo y enorme. No pudimos con los tres que encargamos. Tenlo en cuenta si lo visitas. Búscalo como Der Mann – I love Schnitzel.

¿Te interesa este destino?

Te ofrezco una asesoría sin coste para ayudarte a planificar tu viaje.

Mándame los detalles de tu viaje por WhatsApp sin compromiso alguno o pídenos sugerencias de destino.

Descubre lo que un asesor de viajes personal puede hacer por ti

Disneyland París a los 3, 7 y 10 años

Una de las preguntas que más nos hacen nuestros clientes es ¿cuál es la mejor edad para viajar a Disneyland París con nuestros hijos?  A continuación compartimos nuestra propia experiencia, pues hemos viajado a un parque Disney con nuestro hijo en tres ocasiones: a los 3 años, a los 7 años y a los 10 años.

Disneyland París a los 3 años: la ilusión y mucha magia

3 años es una edad maravillosa para visitar Disneyland París. Lo que más disfrutan los pequeños es el contacto con los Personajes Disney: Mickey,  Minnie, SulleyDonald,  Woody,  Buzz... ¡Lleva bien preparado el libro de firmas por que lo vas a necesitar!

Sin embargo los personajes están muy demandados por sus más pequeños seguidores, así que prepárate para esperar largas colas . Para reducir las colas y hacer unas fotos más pausadas con toda la familia, os recomendamos contratar uno de los desayunos con personajes que se celebran cada día.

Lo único malo es que no se sabe por adelantado qué personajes asistirán cada día. Puede que justo el favorito de tus hijos no asista, pero siempre puedes combinar desayuno y photocall para no dejarte ni uno.

Durante las comidas, los personajes acuden al restaurante Inventions en el Hotel Disney, y si tus hijos son son más de príncipes y princesas también puedes contratar una comida con ellos en Auberge de Cendrillon.

A estas edades hay muchas atracciones que no so aptas para ellos,  pero hay una zona especialmente habilitada con atracciones a su medida. Recreando los personajes y escenarios de la película Toy Story van a disfrutar un buen rato.

A los más peques les encantan también los audiovisuales de Disney Channel, en particular los interactivos con Stitch, aún si son algo mayores. Nuestro hijo es un fan de este personaje y no ha faltado a la cita en ninguna de las tres ocasiones que hemos visitado Disneyland París.

Dependiendo del hotel en el que os alojéis podréis encontrar actividades de su interés. El Cheyenne , con su aspecto de pueblo del oeste, es una experiencia increíble para ellos.

Disneyland París a los 7 años: comienza la aventura

A partir de los 7 años,  los niños empiezan a querer montarse en todo, o casi. Encontrareis más atracciones en las que subir juntos, aunque no las de mayor adrenalina. Los clásicos como el tiovivo o las tazas danzarinas de Alicia les resultan muy divertidas. Viajes tan bonitos como el de Peter Pan o Pinocho les encantan. Es además cuando el castillo de la Bella Durmiente más les impresiona. Nuestro hijo casi sale llorando cuando descubrió el dragón que vive en su cueva, pero también nos reímos juntos con la anécdota.

A esta edad valoran mucho las decoraciones de los restaurantes, alucinan con los efectos de película en el parque Disney Studios y piden repetir una y mil veces en las montañas rusas de tamaño medio. Todavía son algo pequeños para la casa del terror  pero el paisaje del oeste, subir a la casa en árbol de Robinson Crusoe  o el barco pirata les hace sentirse dentro de las historias que tanto les encantan.

Es además la época en la que más interesados están en las compras. Da por seguro que saldrás de allí con alguna camiseta, gorra o muñeco de peluche del que no se separarán nunca.

Disneyland París a los 10 años: todos juntos disfrutando como niños

Como ves, cada edad tiene su encanto. Podrías, como hicimos nosotros, repetir viaje y en cada ocasión la experiencia será diferente y divertida. A los 10 años lo principal es que ya no viajas con un niño, viajas con un amigo y disfrutas casi tanto como ellos. Eres tu el que se convierte en niño y te aseguro que ves Disneyland París con otros ojos. Es verdad que en nuestro caso es un niño y no una niña, así que no puedo contarte si es lo mismo en ese caso, aunque por lo que nos cuentan nuestros clientes no hay grandes diferencias.

A esta edad es cuando las últimas novedades de Disney más sentido tienen para ellos. Disfrazarse de padawan  en la Escuela Jedi y pelear con Dar Vader en el teatro, hará que se le salten las lágrimas. Si son seguidores de la saga, los desfiles de los personajes de Star Wars  les encantarán.

Podrías, como hicimos nosotros, repetir viaje y en cada ocasión la experiencia será diferente y divertida.

Por supuesto ya pueden montar en todo. Aunque ponga pegas le gustará la adrenalina ( ahora si ) de la casa del terror. Querrá repetir en las montañas rusas más grandes (ojo con las tortugas de Nemo que no se ven desde fuera pero son tremendas) La zona de Futureland que antes pasaba algo desapercibida, ahora les parece divertida y a ti te resultará entrañable.

Sencillamente: es otra experiencia. Es cierto que a esta edad ya prestan poca atención a los Personajes Disney pero encuentran magia en otras cosas. Nuevas generaciones de personajes y nuevas historias que Disney ha sabido hacer suyas y darles ese toque que tanto nos gusta a todos, grandes y pequeños. Una comida en el Bristot Chez Remy, una batalla de disparos con Buzz Lightyear o un clásico como los cohetes que suben y bajan dando vueltas, son ahora experiencias compartidas , ya no les acompañas y miras desde fuera.

Disneyland, no importa la edad…

Disneland Paris fuegos artificiales

Por último, no importa la edad que tengan tus hijos, no puedes perderte el espectáculo de luz, música y fuegos artificiales de la noche, justo antes de cerrar el parque. No importa cuantas veces visites Disneyland. Ni siquiera importa si lo ves cada noche que estés en el parque. Siempre es espectacular y sobrecogedor. Algo único en el mundo que sobre todo derrocha belleza y emoción. La emoción de ser por unos momentos un niño más, no importa la edad. Y siempre te hará desear volver a Disneyland París. 

×

¡Hola!

Haz click abajo sobre mi nombre, para iniciar un chat en WhatsApp

× ¿Cómo puedo ayudarte?