Una de las preguntas más frecuentes que nos hacen nuestros clientes es ¿cuál es la mejor edad para viajar a Disneyland París con nuestros hijos? En estos casos lo que compartimos con vosotros es nuestra propia experiencia, pues hemos viajado a un parque Disney con nuestro hijo en tres ocasiones: a los 3 años, a los 7 años y a los 10 años. Seguramente hay quien pueda contar otra experiencia, pero por favor, toma la nuestra como padres que somos, no como agencia de viaje.

Disneyland París a los 3 años: la ilusión y mucha magia

Fantasyland, detrás del castillo de la Bella durmiente

3 años es una edad maravillosa para visitar Disneyland París y lo que más disfrutan los pequeños es el contacto con los Personajes Disney. Prepárate para hacer grandes colas para que tu hijo pueda abrazar a Mickey, MinnieSulleyDonaldWoody o Buzz. Pero merecerá la pena.

Si lo que quieres es reducir las colas y hacer unas fotos más pausadas con toda la familia, te recomiendo contratar un desayuno de los que se celebran cada día con estos personajes. Lo único malo es que no se sabe por adelantado qué personajes asistirán cada día. Puede pasar que justo el favorito de tus hijos no sea uno de los comensales, pero siempre puedes combinar desayuno y photocall para no dejarte ni uno. Lleva preparado el libro de firmas o compra uno allí mismo (los venden en casi todas las tiendas del parque)

Antes se podía saludar a los personajes si reservabas mesa en el restaurante Café Mickey, pero ya no es así. Ahora y durante las comidas, los personajes acuden al restaurante Inventions en el Hotel Disney. Si tus hijos son son más de príncipes y princesas también puedes contratar una comida con ellos en Auberge de Cendrillon.

A estas edades hay muchas atracciones que no so aptas para ellos,  pero hay una zona especialmente habilitada con atracciones a su medida. Recreando los personajes y escenarios de la película TOYs van a disfrutar un buen rato.

También son de mucho atractivo para ellos los audiovisuales de Disney Channel, en particular los interactivos con Stitch. Incluso si son algo mayores. Nuestro hijo es un fan de este personaje y no ha faltado a la cita en ninguna de las tres ocasiones que hemos visitado Disneyland París.

Dependiendo del hotel en el que os alojéis, también podréis encontrar actividades de su interés. A parte de alguna visita puntual de los personajes (se mueven por todo el parque) algunos como por ejemplo el Cheyenne es, con su aspecto de pueblo del oeste, una experiencia en sí misma.

Disneyland París a los 7 años: comienza la aventura

Barco de la Isla Pirata en Adventureland

A partir de los 7 años,  los niños empiezan a querer montarse en todo, o casi. Encontrareis más atracciones en las que subir juntos, aunque no las de mayor adrenalina. Los clásicos como el tiovivo o las tazas danzarinas de Alicia les resultan muy divertidas. Viajes tan bonitos como el de Peter Pan o Pinocho les encantan. Es además cuando el castillo de la Bella Durmiente más les impresiona. Nuestro hijo casi sale llorando cuando descubrió el dragón que vive en su cueva, pero también nos reímos juntos con la anécdota.

A esta edad valoran mucho las decoraciones de los restaurantes, alucinan con los efectos de película en el parque Disney Studios y piden repetir una y mil veces en las montañas rusas de tamaño medio. Todavía son algo pequeños para la casa del terror  pero el paisaje del oeste, subir a la casa en árbol de Robinson Crusoe  o el barco pirata de les hace sentirse dentro de las historias que tanto les encantan.

Es además la época en la que más interesados están en las compras. Da por seguro que saldrás de allí con alguna camiseta, gorra, o muñeco de peluche del que no se separarán nunca.

Disneyland París a los 10 años: todos juntos disfrutando como niños

Espectáculo nocturno de Star Wars 

Como ves, cada edad tiene su encanto. Podrías, como hicimos nosotros, repetir viaje y en cada ocasión la experiencia será diferente y divertida. A los 10 años lo principal es que ya no viajas con un niño, viajas con un amigo y disfruta casi tanto como ellos. Eres tu el que se convierte en niño y te aseguro que ves Disneyland París con otros ojos. Es verdad que en nuestro caso es un niño y no una niña. así que no puedo contarte si es lo mismo en ese caso, aunque por lo que nos cuentan nuestros clientes no hay grandes diferencias.

A esta edad es cuando las últimas novedades de Disney más sentido tienen. Disfrazarse de padawan  en la Escuela Jedi y pelear con Dar Vader en el teatro hará que se le salten las lágrimas. Si son seguidores de la saga, los desfiles de los personajes de Star Wars  les encantarán.

Por supuesto ya pueden montar en todo. Aunque ponga pegas le gustará la adrenalina ( ahora si ) de la casa del terror. Querrá repetir en las montañas rusas más grandes (ojo con las tortugas de Nemo que no se ven desde fuera pero son tremendas) La zona de Futureland que antes pasaba algo desapercibida, ahora les parece divertida y a ti te resultará entrañable.

Sencillamente: es otra experiencia. Es cierto que a esta edad ya prestan poca atención a los Personajes Disney pero encuentran magia en otras cosas. Nuevas generaciones de personajes y nuevas historias que Disney ha sabido hacer suyas y dar su toque de familiaridad que tanto nos gusta a todos, grandes y pequeños. Una comida en el Bristot Chez Remy, una batalla de disparos con Buzz Lightyear o un clásico como los cohetes que suben y bajan dando vueltas, son ahora experiencias compartidas que compartes con ellos, no acompañas y miras desde fuera.

Y no importa la edad….

Disneland Paris fuegos artificiales

Por último, no importa la edad que tengan tus hijos, no puedes perderte el espectáculo de luz, música y fuegos artificiales de la noche, justo antes de cerrar el parque. No importa cuantas veces visites Disneyland. Ni siquiera importa si lo ves cada noche que estés en el parque. Siempre es espectacular y sobrecogedor. Algo único en el mundo que sobre todo derrocha belleza y emoción. La emoción de ser por unos momentos un niño más, no importa la edad. Y siempre te hará desear volver a Disneyland París. 

Pin It on Pinterest